21 de noviembre de 2020

Hoy dedicamos el conversatorio a la sección de mujeres, de la cual también hablé con anterioridad, pero también tenemos la presencia de una mujer admirable: una clase magistral con Irene Soria, representante de Creative Commons México, con quien tuve la fortuna de enrolarme en un curso que impartió sobre derechos de autor que esclareció más de una duda. Es, además, una persona generosa, minuciosa y con un conocimiento profundo de su área. Les garantizo que esta será una clase para la que necesitarán bolígrafo y papel porque hay mucho que aprenderle a Irene. Tomen notas.

La Dra. Itzia Fernández conversará con el autor de When Forever Dies, la película del cineasta neerlandés Peet Gelderblom, la película de clausura con la que cerramos nuestra serie de conversatorios. Esta película está completamente armada a partir de material encontrado en el Eyemuseum de los Países Bajos. Todo un festín para el más interesado en los archivos y su conservación, además de la estética y el potencial que este tipo de cine tiene: #NadaEsOriginal. 

 

También quisiera invitarles a la retrospectiva que este año organizamos para homenajear a Daniel Valdez Puerto, colega, amigo y alquimista de los soportes fílmicos, iconoclasta, teórico, locochón, políticamente comprometido, reapropiacionista [sic], compañero de varios cursos y talleres y hasta de lugar de trabajo. Sus cortos nos ofrecen no solo una visión del cine, sino de la vida y lo más interesante es que estará hasta fin de año en nuestra sala virtual Xool. Esos serán los ecos de Ultracinema 2020 porque hoy llega a su fin.

Me quedan, como siempre, sentimientos encontrados, por un lado uno puede decir que va a descansar tras el visionado de películas y la asistencia a conferencias o los talleres pero me queda la depresión post-Ultracinema como otros años y sin duda, esta edición me hará falta compartir una cerveza con nuevos amigos, relatar el caudal de anécdotas y mirar cómo se oculta el sol en la playa de San Blas con la promesa de traernos un nuevo día harto cinematográfico. No me resta más que agradecer a quienes estuvieron pendientes, asistentes, participantes, colegas, amigos, hermanos en este largo y complejo trajín que es el cine alternativo, independiente, experimental, locochón, reempleacionista, reapropicionista. ¡La pura compartencia!

Un poco en broma y un poco serio, hace unos días publiqué en el muro de mi amigo Michael Ramos, director de este encuentro que embeces [sic] me da por querer tirar la toalla y luego me acuerdo que en esto del ultracine no estoy solo y se me pasa. 

¿Nos volveremos a ver tras horas de visionado de obras interesantes? ¿Conoceremos nuevos talentos? ¿Reconoceremos a los ya conocidos? ¿Nos emocionaremos en la sala oscura? ¿Habrá más sesiones de cine expandido? ¿Nos veremos en persona? La respuesta a todas las interrogantes anteriores es incierta en tiempos inciertos como los que nos ha tocado vivir. Sinceramente espero que sí… Hasta el año próximo y…  ¡fuerza!

Antonio Bunt

photo_2019-03-13_14-55-52.jpg