18 de noviembre de 2020

Nos gusta mucho tener nexos con otros festivales. En definitiva, tejer esas redes nos ha dado la oportunidad de conocer muchos colegas como nosotros, con una gran pasión por la imagen en movimiento. Este año, como mencioné anteriormente, el Addis Video Art Festival es uno de esos festivales que damos a conocer de este lado del mundo, es una hermosa iniciativa que a pesar de las limitaciones de recursos, no solo proyectan en galerías, sino que se hacen presentaciones en las calles: cualquier muro o tela puede servir de pantalla con tal de dar a conocer no solo la creatividad y el talento de los artistas locales, sino también internacionales.

 

De pronto siento que algunos espectadores tienen el gran prejuicio que los festivales grandes como Cannes son los únicos escaparates para ver buen cine cuando las fórmulas narrativas del cine hegemónico parecen anquilosadas (Pablo Romo ya escribió al respecto hace unos días) y no se asoman a lo que los festivales pequeños de gran corazón ofrecen a contracorriente. Así, el Addis Video Art Festival nos manda este año una muestra de lo grande e interesante que es la obra de los artistas etíopes y dan muchas ganas no solo de visitar dicho país milenario sino de conocer más sobre lo que regiones enteras del mundo nos tienen como sorpresas ocultas. Ojalá algún día podamos hacer la edición ULTRAcinema Etiopía presencial (porque ya estuvimos a principios de este año en una muestra de la tercera edición del AVAF) seguir fortaleciendo el quehacer de esos otros cines. No se pierdan esta selección.

Como actividad académica, hoy tenemos el primer día del taller de Gustavo Galuppo,  académico, autor, estudioso y cineasta argentino quien desde Buenos Aires nos impartirá Los Mecanismos frágiles, una actividad imperdible que versará sobre algunas ideas en torno al ensayo audiovisual: imagen, lenguaje y experiencia. 

Antonio Bunt

Mulugeta Gebrekidan1.png